Menu

¿SON RECOMENDABLES LOS BAÑOS HELADOS PARA LOS TRIATLETAS?

Tal vez debas optar por otra terapia post entreno.

 

 

Después de un entrenamiento muy intenso, especialmente si se realizó a pleno sol, todos los triatletas hemos sentido la necesidad de sumergirnos en una tina con agua helada. Esta práctica, que adquirió popularidad gracias al famoso protocolo RICE (descansar, colocar hielo, comprimir y elevar), forma parte de la rutina de muchos atletas ya que se le atribuyen beneficios desinflamatorios, lo cual podría reducir el tiempo de recuperación. Pero, según revelan estudios recientes, la ciencia contradice a la sabiduría popular.

 

Motoi Yamane, fisólogo del ejercicio de Chukyo University en Japón, realizó un experimento en el que sometió a dos grupos de voluntarios a un programa de ejercicio durante cuatro a seis semanas. Tras las sesiones de entrenamiento, uno de los grupos realizó inmersiones en agua fría, mientras que el otro simplemente reposó a temperatura ambiente. Posteriormente, el equipo del Dr. Yamane midió los parámetros que caracterizan al rendimiento muscular a través de ultrasonidos.

 

Los investigadores concluyeron que el enfriamiento post ejercicio reduce los procesos de adaptación al entrenamiento, incluyendo la formación de proteínas de choque térmico vía hipertermia, lo cual puede ser perjudicial para el rendimiento.

 

En otro estudio, el Dr. Yamane de nuevo examinó los efectos de los baños de agua helada en las adaptaciones musculares y vasculares generadas por el entrenamiento. En esta ocasión, 14 sujetos participaron en el experimento, realizando flexiones con las muñecas al 70-80% de esfuerzo máximo durante un mes y medio. Aquellos que sumergieron sus antebrazos en agua fría (10 grados Celsius) por 20 minutos después de la actividad física, tuvieron un menor incremento en el grosor de los músculos flexores de la muñeca. Además, la fuerza máxima no incrementó en el grupo experimental (el que enfrió sus brazos) mientras que sí lo hizo en el grupo de control.

 

En conclusión, de acuerdo con los científicos, la aplicación de hielo o agua helada podría impactar de forma negativa las adaptaciones al entrenamiento de resistencia. Por tanto, si quieres obtener todos los beneficios del entrenamiento, quizá quieras reconsiderar tus deseos de sumergirte en una tina helada después de rodar o correr.

 

 

Fuentes:

 

Yamane M, Ohnishi N, et al, “Does Regular Post-exercise Cold Application Attenuate Trained Muscle Adaptation?”, International Journal of Sports Medicine, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25760154

 

Yamane M, Teruya H, et al, “Post-exercise leg and forearm flexor muscle cooling in humans attenuates endurance and resistance training effects on muscle performance and on circulatory adaptation”, European Journal of Applied Physiology, disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16372177

volver arriba

Te puede interesar

bike

Síguenos